Facebook Twitter Google +1     Admin

Los niños cambian el aula por un vivero

20150324121759-1.jpg

Escolares de 4 y 5 años de O Piñeiriño sorprenden al patrón de Carril con sus conocimientos sobre la almeja - Visitaron un parque de cultivo y hasta participaron en una subasta ficticia

"Soy de Carril y me tira la tierra". La carrilexa Bárbara Iglesias Vilas es profesora de sexto curso de Educación Infantil en el CEIP O Piñeiriño (Vilagarcía) y para poner en práctica lo aprendido en este trimestre sobre el mar, la docente decidió organizar una actividad en su pueblo con la ayuda de la cofradía. Así, 80 niños de 4 y 5 años conocieron ayer in situ el funcionamiento de los exclusivos parques de cultivo y asistieron a una subasta en la lonja. La clase de ayer no dejó a ninguno indiferente.

¿Cómo nace y crece una almeja? ¿Qué cuidados necesita? ¿Cómo funcionan los parques de cultivo? ¿Para qué sirven sus estacas? Cerca de 80 alumnos de tan solo 4 y 5 años del colegio de O Piñeiriño pudieron resolver ayer estas preguntas con una visita guiada a la playa Compostela, a un vivero del entorno de Cortegada en plena faena y a la lonja de Carril, donde incluso participaron en una subasta ficticia como compradores. No obstante, algunos alumnos ya llevaban la lección aprendida, algo que sorprendió mucho al guía, el patrón mayor de la cofradía, José Luis Villanueva. "Me sorprendió que niños tan pequeños supieran tanto de marisqueo", confesaba.

Y es que a su profesora, Bárbara Iglesias, le "tira su tierra". Esta docente carrilexa ya lleva trabajando con los alumnos de sexto curso de Infantil -de 5 años- el proyecto de mar durante todo este trimestre. En cuanto a los de 4 años, realizarán el proceso inverso, y tras la clase práctica de ayer, ahora en el aula abordarán los aspectos teóricos.

La meteorología acompañó y los niños pudieron disfrutar y aprender durante toda la mañana distintas nociones de marisqueo. La ruta comenzó en la playa de Compostela. Los pequeños recorrieron el paseo marítimo para después bajar a la arena. Allí Villanueva les explicó la función de las estacas de los parques de cultivo (para separar las concesiones tanto en pleamar como en bajamar) y el tipo de marisco que se siembra y crece en ellos.

Después niños, profesores y patrón se desplazaron hasta el entorno de la isla de Cortegada, donde los alumnos, enfundados en botas de agua, fueron testigos de las labores rutinarias que se realizan en un vivero. La implicación de alguno en la actividad fue tal que más de uno tuvo que cambiarse de calzado y ropa al llegar a la lonja de Carril, la siguiente parada de la visita.

En la rula los escolares conocieron todo el proceso de subasta, así como a reconocer los distintos tipos de almeja (babosa, natural o fina y japónica) y el berberecho.

No fue posible participar en una puja real, ya que en la lonja carrilexa se celebra por las tardes, pero eso no fue impedimento para que los alumnos de O Piñeiriño asistiesen a una. El encargado de la lonja y el patrón mayor organizaron una subasta ex profeso para los pequeños, que no dudaron en presionar el botón para adjudicarse el marisco.

Tras el proceso de producción y de venta del bivalvo, los escolares se dieron un homenaje con las almejas a la marinera que les preparó la cocinera del restaurante A Castelara. Fue en la sede del Gato Negro. También allí, tras reponer fuerzas y como colofón a tan divertida jornada, los niños disfrutaron de un guateque.

Fuente:Faro de Vigo

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.