Facebook Twitter Google +1     Admin

En Nuestro Cole tenemos una caja para depositarlos-Gracias por vuestra colaboración

20130405134858-1.jpg

Recogemos tapones para ayudar a un niño de A Illa:

El objetivo de la campaña es conseguir un andador para que el pequeño César, de 6 años, pueda ejercitar sus piernas.

Hace algunas semanas, los alumnos del instituto Cotarelo de Vilagarcía dedicaban su campaña de San Valentín a recaudar fondos para un niño de A Illa, César. Entonces fue cuando conocimos a este pequeño de seis años que sufre una hipotonía global y que necesita un andador para poder ejercitar sus extremidades. Ahora, la familia de César se ha sumado a Banta, un banco de tapones, y con su apoyo ha emprendido una campaña para recoger tapas de plástico en la comarca.

Existen ya puntos de recogida en varios colegios arousanos -en el de A Illa, por supuesto, también- y en algunos comercios, y a lo largo de los próximos días se irán instalando más. Por lo tanto, las personas interesadas en colaborar con este chiquillo pueden dejar sus tapones en cualquiera de esos centros de recogida.

El propio César explica su problema a través de la página de Facebook del banco de tapones de Baixo Miño. «Necesito un andador para poder ejercitarme, así como una silla especial para el baño», dice la presentación de la campaña. Y añade: «Mis papás me dedican todo el tiempo del mundo, pero esas dos necesidades no me las pueden cumplir, pero Banta me ha dicho que no me preocupe, que muy pronto podré pasear por A Illa en mi Pony II, que es como se llama el andador que necesito».

La idea de conseguir este aparato partió de Marta, la madre de César, que buscando fórmulas para que el pequeño pueda mejorar, pensó que quizás le vendría bien para fortalecer sus piernas. El médico estuvo de acuerdo con ella, pero resulta que la Seguridad Social no lo financia, así que Marta comenzó a buscar alternativas para tratar de llegar a los aproximadamente 5.000 euros que cuesta el andador. Con la iniciativa del instituto Cotarelo iniciaron ese recorrido hacia la consecución del dinero que ahora pretenden completar con esta recogida de tapones de plástico.

Quien quiera conocer con más detalle el caso de César puede hacerlo acudiendo a la página de Facebook del banco de tapones. Y quien quiera ayudarle, ya sabe, solo tiene que dejar de tirar los tapones y llevarlos a alguno de los puntos de recogida. La sonrisa de César se lo recompensará.

Fuente:La Voz de Galicia

 

En el cole tenemos una caja en el Hall para depositarlos.Gracias a todos por colaborar.

 



Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.