Facebook Twitter Google +1     Admin

Denuncian la falta de seguridad vial en la salida del colegio de O Piñeiriño

20101020094314-1.jpg

El lunes, a las dos y media de la tarde, fueron atropelladas una mujer y su hija de 3 años a la salida del colegio de O Piñeiriño. El accidente tuvo lugar a las dos y media de la tarde, cuando salen los alumnos del centro y el acceso es un hervidero de niños, padres, mochilas y coches. La mujer y su hija fueron derribadas por un turismo que pasaba en ese momento por el lugar, pero como iba a velocidad escasa, el impacto fue pequeño y apenas sufrieron heridas. De hecho, fueron trasladadas al Hospital do Salnés pero a las pocas horas les dieron el alta.

En el comunicado enviado por la Policía Local de Vilagarcía se decía que, por causas desconocidas, la mujer y la niña habían accedido a la calzada. Al leerlo en la mañana de ayer, la mujer se sintió molesta, porque asegura que no fueron así los hechos. «Los accesos son muy estrechos -explicó posteriormente- de tan solo 50 metros, y yo llevaba a la niña de la mano. No cabíamos en la acera, así que no sé si tropecé o si bajé un pie a la calzada porque no había sitio, y en ese momento pasó un coche y me atropelló. También me dijeron que el vehículo me había dado con el espejo. No lo sé. El caso es que me caí, y la niña, como la llevaba de la mano, se me cayó encima». Niega, por lo tanto, que en ese momento caminase por la carretera. «Yo no bajo a mi niña de tres años de la acera», puntualizó. «Y no culpo al conductor, que con los coches y la gente que hay se arrimó lo más que pudo. Pero es que no hay sitio para pasar».

Con esta explicación, la mujer quiere denunciar lo que ya dijeron otros padres de alumnos del colegio de O Piñeiriño, que el acceso al centro no es el más adecuado y que la seguridad vial en la zona es escasa.

Es cierto que a la salida del centro se colocó uno de los pasos de peatones elevados que puso el Concello en varios centros escolares para obligar a los coches a circular más despacio. Pero el portalón del centro está a la salida de una curva, y en su lado ni siquiera hay aceras. Sí las hay al otro lado, pero como denunció la mujer víctima del atropello, son muy estrechas, y como salen todos los niños juntos a la misma hora, lo normal es que no quepan y que incluso ocupen el vial. «Además esa acera muchas veces está ocupada por coches que aparcan allí, y no puedes ni andar», subrayó la mujer.

La víctima, lo mismo que otros padres del colegio, se quejó también de la falta de presencia policial. «Solo vienen en el momento en que salen los niños para darles paso, y ni siquiera lo hacen todos los días».

Esa queja es frecuente también. En otros centros de Vilagarcía los padres se quejaron a menudo de que hay pocos policías locales dirigiendo el tráfico y vigilando la entrada y salida de los alumnos a las horas que acceden al centro y que abandonan las aulas. «Ya se sabe que la plantilla es reducida -decía hace unos días otra madre de Vilagarcía-, pero a lo mejor debería haber menos policías poniendo multas y más vigilando los colegios».

Fuente: La Voz de Galicia

Comentarios » Ir a formulario

anpaopineiro

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)